miércoles, 23 de noviembre de 2011

Merck pagará 950 millones de dólares por marketing fraudulento del Vioxx

Siete años después de que el Vioxx fuera retirado del mercado, Merck acuerda pagar 950 millones de dólares para resolver las demandas pendientes relacionadas con las prácticas de marketing del producto. El Departamento de Justicia de USA indica que Merck pagará 321 millones en concepto de "multa criminal", 426 millones por demandas en este sentido y 202 millones que se destinarán a diversos programas de Medicaid.


Estados Unidos está decidido a no permitir prácticas de marketing fraudulentas de las Big Pharma. Recordemos los Acuerdos más importantes en este sentido: 3 billones de dólares que ha pagado GlaxoSmithKline´s por Avandia y otros 9 medicamentos; Los 2.3 billones de dólares de Pfizer por Bextra y los 1.4 billones de Eli Lilly por Zyprexa, entre otros.

Estas prácticas de marketing fraudulento aglutinan actividades de incitación a la prescripción para indicaciones no aprobadas por la FDA, que no tienen nada que ver, aunque van de la mano, con las demandas interpuestas por daños provocados por las reacciones adversas de estos fármacos, que tanto daño han hecho y que tanto dinero han dado a estos laboratorios farmacéuticos, puesto que los comercializaron aún a sabiendas del daño que estaban causando.

¿Y en España? ¿Se podría considerar como marketing fraudulento la incitación a la venta, mediante visitadores médicos, de medicamentos y productos sanitarios, obviando información relacionada con las reacciones adversas o incitando a un consumo masivo e injustificado en muchos casos? A este respecto, recomiendo el libro de Miguel Jara titulado "Laboratorio de médicos. Viaje al interior de la medicina y la industria farmacéutica".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada